Madeira “El Mejor Destino Insular del Mundo”

Madeira ha sido elegida como “El Mejor Destino Insular del Mundo” en 2015 y 2016 por los World Travel Awards.

 

En 2013, 2014 y 2016 ganou “El Mejor Destino Insular en Europa” (Europe’s Leading Island Destination), después de haber competido en esta categoría al lado de grandes destinos turísticos como las Islas Canarias, las Islas Baleares, Cerdeña, Malta y Chipre.
Los World Travel Awards, mejor conocidos como los «Oscares del Turismo», se celebran una vez al año y están destinados a «reconocer, premiar y celebrar la excelencia en todos los sectores de la industria del turismo» a escala global. Creados en 1993, los World Travel Awards reconocen los mejores ejemplos de buenas prácticas en el sector del turismo a nivel mundial.

PISCINAS NATURALES


En 2013, la organización de los World Travel Awards (WTA), además de elegir las mejores unidades hoteleras europeas, también nombró a los mejores hoteles de cada país, siendo que los hoteles Choupana Hills Resort & Spa, Quinta da Bela Vista, The Vine, Reid’s Palace y Pestana Porto Santo Beach Resort & Spa, compartieron nominaciones en varias categorías. En 2014 fueran los hoteles Pestana Porto Santo, Choupana Hills hotel & resort y el The Vine Hotel los premiados. El hotel madeirense The Vine, ganó el premio en la categoría de Mejor Hotel de Diseño del Mundo en 2013 (World´s Leading Design Hotel), por los World Travel Awards, en una gala celebrada en Qatar en Doha.

En esta categoría también compitieron otras unidades hoteleras de Turquía, Dubai, Indonesia, Tailandia, Escocia, Sudáfrica y Florida.

No es la primera vez que la hotelería de Madeira es distinguida con un galardón de la WTA, ya que fue otorgado entre 2005 y 2008 el “Europe’s Leading Boutique Hotel» a la Quinta da Bela Vista, y en 2004 el “Portugal’s Leading Spa Resort” al Choupana Hills Resort & Spa.

RAZONES PARA CONOCER MADEIRA

 son canales de irrigación que se pueden encontrar en la isla de Madeira y en la isla de La Palma, en Canarias. También se llama así a los canales, normalmente de menores dimensiones, que llevan el agua a los molinos de agua.
En la isla de Madeira, el origen de las levadas se debió a la necesidad de transportar grandes cantidades de agua de las vertientes orientadas al norte, donde abunda, hasta el lado sur de la isla.
Las levadas empezaron a construirse en el siglo XVI, y las más recientes datan de la década de los cuarenta, suministrando agua para centrales hidroeléctricas y también para fines de irrigación. Su extensión es de cerca de 3.000 km y se pueden recorrer a pie. Además, permiten acceder al corazón de la isla, donde el visitante encontrará paisajes que cortan la respiración. ¡De los 0 a los 1 862 metros la emoción está garantizada!
Las levadas de Madeira forman parte de un conjunto de áreas protegidas, de las que destacan el Parque Natural de Madeira y el Parque Ecológico de Funchal.

¡Una historia única!

Las islas de Madeira y de Porto Santo fueron descubiertas oficialmente por los navegantes portugueses Tristão Vaz Teixeira, Bartolomeu Perestrelo y João Gonçalves Zarco en 1419.
 En realidad, estos navegantes descubrieron inicialmente la isla de Porto Santo (1418) después de una tempestad en alta mar, en la que la embarcación fue alejada de su ruta, por la costa de África, debido al mal tiempo; después de muchos días a la deriva en alta mar avistaron una pequeña isla a la que llamaron Porto Seguro, Porto Santo, porque salvó a la tripulación de Zarco de un destino fatídico. Un año después del descubrimiento de Porto Santo llegan a la isla de Madeira en 1419.
Se cree que su nombre fue asignado por este último navegante, que llamó a la isla ‘Madeira’ (Madera), debido a la abundancia de esta materia prima.
Al observar el potencial de las islas, así como su importancia estratégica, se inició, alrededor de 1425, la colonización por orden del rey don João I. A partir de 1440 se establece el régimen de las capitanías con el nombramiento de Tristão Vaz Teixeira como capitán donatario de la capitanía de Machico; seis años más tarde, Bartolomeu Perestrelo se convierte en capitán donatario de Porto Santo y, en 1450, Zarco es nombrado capitán donatario de la capitanía de Funchal.
Los primeros colonos fueron los tres capitanes donatarios y sus respectivas familias, un pequeño grupo de personas de la pequeña nobleza, gente de condición modesta y algunos ex prisioneros del Reino. Para conseguir las condiciones mínimas para el desarrollo de la agricultura en la isla, tuvieron que desbastar una parte del denso bosque y construir un gran número de canales de agua (levadas) para transportar las aguas que abundaban en la costa norte hacia la costa sur de la isla. Al principio, el pescado constituía el principal medio de subsistencia de los pobladores, así como los productos hortofrutícolas
El interés económico y estratégico de la isla para la Corona era notorio, por los constantes pedidos de pintura y escultura flamenca con los que se adornaron las iglesias y capillas de Madeira.

Una paleta de sabores

 La simplicidad gastronómica del Archipiélago de Madeira retrata el alma de un pueblo simple pero generoso. Aún así, existe una amplia selección de productos regionales, de gran calidad, que permiten la elaboración de un variado menú de especialidades gastronómicas que van desde la cocina regional hasta la cocina internacional, pasando además por la cocina gourmet.
Dada la proximidad del mar, la mayoría de los restaurantes pone a disposición excelentes platos de marisco y de pescado fresco. Lapas a la plancha; pulpo y camarón, en sus diversas formas; Filetes de Atún y Filetes de Espada al estilo de Madeira son apenas algunos ejemplos de manjares locales. Otro plato irrecusable es la “espetada” de carne de vaca en brocheta de palo de laurel, acompañada por Maíz Frito y del típico pan “Bolo-do-Caco”, con mantequilla de ajo.
Es también muy solicitado el cuscus de fabricación casera, la sopa de trigo, el pan casero amasado con patata dulce y la carne de vinho y ajos.

Eventos inolvidables

Madeira se enorgullece de presentar una amplia lista de eventos que tienen lugar durante todo el año, de la más diversa naturaleza, eventos de índole regional, nacional e internacional.

Destino dinámico, creativo y polifacético, podrá disfrutar de todo este abanico de oferta cultural, deportiva, recreativa y popular, de enero a diciembre, sin que le falten oportunidades para distraerse y apreciar todo lo que las islas de este archipiélago tienen para ofrecerle.
Los eventos del Calendario de Animación Turística son iniciativas responsabilidad de la Secretaría Regional de Cultura, Turismo y Transporte (SRT), organizadas por la Dirección de Servicios de Animación Turística (DSAT), y otros eventos de interés turístico con apoyo oficial. Los principales eventos de este calendario son las Fiestas de Carnaval, la Fiesta de la Flor, el Festival del Atlántico, la Fiesta del Vino, el Festival de Colón, el Festival de la Naturaleza y las Fiestas de Fin de Año, pero todos los meses, las islas de Madeira y de Porto Santo sirven de escenario para numerosos eventos e iniciativas de índole cultural y etnográfico, testimonios de la riqueza y las tradiciones del pueblo madeirense.
¡Descubra todas las iniciativas que se han concebido para satisfacer a grandes y pequeños, durante todo el año!

Bosque de Laurisilva – patrimonio de la humanidad

Laurisilva es el nombre que recibe un tipo de bosque húmedo subtropical, compuesto mayoritariamente por árboles de la familia de las lauráceas y endémico de Macaronesia – región formada por los archipiélagos de Madeira, Azores, Canarias y Cabo Verde.
Adquiere mayor expresión en las tierras altas de la isla de Madeira, donde se encuentra la extensión más amplia y mejor conservada. En 1999 fue considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ocupa un área de unas 15.000 hectáreas.
El bosque Laurisilva, que se remonta al Periodo Terciario de la Tierra y a las últimas glaciaciones, ha visto reducida su existencia al área geográfica de la Macaronesia, es decir Madeira, Azores, Canarias y Cabo Verde.

Una de las mejores maneras de conocer este fantástico legado medioambiental es caminando por las veredas y «levadas» que cruzan esta mancha verde, además de tener un contacto directo con las especies endémicas de flora y fauna de Madeira.

Playa de Porto Santo – 7 maravillas de las playas de Portugal

La playa de 9 kilómetros, con un extenso y continuo arenal de arena fina y dorada que hacen de la popularmente apodada «Isla Dorada» su imagen de marca y su gran icono, con sus aguas cristalinas y tibias, de un azul turquesa irrepetible, se convierte en un legado único en nuestro país y poco habitual en el mundo.
Ha sido elegida la mejor «playa de dunas» en el marco del concurso «7 Maravillas – Playas de Portugal».
Descubre en Porto Santo un lugar de descanso rodeado de bienestar y salud, disfrutando de una playa perfecta para vivir unas vacaciones de ensueño, dejándote mecer por el sonido de las olas y acariciar por una arena que combate todos los males de la vida moderna.

Escenarios fantásticos

El agradable clima de Madeira y Porto Santo permite practicar todo tipo de actividades deportivas y de ocio, al aire libre, en cualquier época del año.
Las opciones son variadas y pasan por las modalidades náuticas, terrestres y aéreas, dentro de un abanico que va desde las actividades más relajantes hasta los deportes tradicionales y otros más radicales.
Para los amantes del mar, cuya temperatura varía entre los 19º C y los 24º C, durante todo el año se reúnen unas fantásticas condiciones para la práctica de snorkeling, submarinismo, vela, surf, windsurf y pesca deportiva. También podrá coger las mejores olas de Europa en las playas de Jardim do Mar, Fajã da Areia (São Vicente) o de Porto da Cruz.
Tampoco se puede perder un tranquilo paseo en barco, a lo largo de la costa, desde donde podrá observar los delfines, las ballenas y los lobos marinos que cruzan los mares de Madeira.
Aquellos que buscan sensaciones más fuertes, seguramente aquí las encontrarán. Sobrevolar la isla en parapente o en ala delta, descubrir el interior de las montañas a través de la práctica de canyoning, escalar los picos más altos, abrazar una aventura todoterreno, sacar partido de la adrenalina de un jet-ski o, simplemente, disfrutar de la sensación de libertad que ofrece el kitesurfing, son algunas de las experiencias deportivas que este destino proporciona a sus visitantes.
Para los adeptos de actividades más tranquilas, el golf, el trekking y los paseos a pie constituyen excelentes alternativas para conocer, de cerca, las características naturales de este verde archipiélago.
Descubra el impresionante mosaico vegetal en un paseo a lo largo de una de las muchas levadas y de los senderos anidados en el alma del bosque Laurisilva, declarado por la UNESCO Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad. Este bosque, por su belleza y diversidad paisajística, ha sido recientemente galardonado como una de las Siete Maravillas Naturales de Portugal.

Written By
More from Maribel

★★ Early Bird ★★ DES | Digital Business World Congress

★★ Early Bird ★★ DES | Digital Business World Congress La gran cuenta...
Ver publicación